Noticias de actualidad en Rivas

Turismo en Mallorca

Aunque son muchísimos los rincones, playas y naturaleza que Mallorca ofrece, especialmente en verano, sería un gran error no dedicar un tiempo a visitar Palma. Su atractivo va más allá de la imponente Catedral, el Paseo Marítimo o un casco antiguo único (todos, de obligada visita), sino que se extiende, además, a diferentes barrios. Zonas populares y con mucho encanto que nos muestran otras caras de la ciudad. Es el caso de Es Jonquet.

Es Jonquet se encuentra junto a otro de los barrios con más solera de Palma: Santa Catalina. Este antiguo y humilde barrio de pescadores y marineros está coronado por los antiguos molinos que se ven desde el Paseo Marítimo y que forman una imagen muy representativa de la ciudad desde siempre. Así lo reflejan unas postales antiguas de la zona que datan del siglo XIX.

Aunque se puede acceder a Es Jonquet desde el Paseo Marítimo, a través de unas escaleritas que encontraréis bajo los molinos (en el tramo del paseo que está entre la avenida Argentina y Montseñor Palmer), la entrada principal está en la Calle San Magín.

Subiendo por esta calle unos 50 metros encontraréis, a mano izquierda, una entrada peatonal de suelo empedrado que invita a un paseo encantador. Una caminata entre casitas de colores de sencilla arquitectura y aires mediterráneos que mantienen la esencia marinera de antaño.

turismo mallorca

Casas humildes conviven con otras más reformadas en un conjunto desordenado de callecitas estrechas. Es casi un viaje al pasado. Al fondo, con maravillosas vistas al mar, encontraréis, en diferentes estados de conservación, los molinos tan característicos.

Fueron diseñados para moler grano y hoy, además de ser un reflejo de aquella actividad industrial, están considerados monumentos de la arquitectura popular de nuestra isla.

Poco más que decir de un barrio lleno de vida, donde los niños aún juegan en la calle, los vecinos toman el fresco en las aceras y siempre hay algún gato observándote. Una visita breve y muy recomendable para perderse y desconectar. Y también un punto de partida para adentrarse en el barrio colindante de Santa Catalina.

Turismo en Mallorca
Valora el contenido

Los comentarios están cerrados.